Gobierno de Chile

 

Situación General

Caudales:
Entre septiembre de 2016 y marzo de 2017 los caudales medios mensuales de las regiones entre Atacama y Metropolitana se han caracterizado por presentar, en líneas generales, valores cercanos a sus promedios llegando a superarlos en varias ocasiones, especialmente en la zona norte. En las regiones de O'Higgins y del Maule, los caudales han estado muy cerca de sus mínimos, y por debajo en algunos períodos, especialmente a partir del mes de febrero como consecuencia de la falta de precipitaciones que ha afectado a esta zona. Hacia el sur, los caudales estuvieron cerca de sus mínimos históricos, y sólo comenzaron a repuntar a partir del mes de marzo pero manteniéndose por debajo de sus promedios.

La temporada 2017-2018 se inicia, entre la región de Atacama y la cuenca del río Elqui en la región de Coquimbo, con caudales superiores a los de la temporada pasada. Desde el río Limarí hasta el río Ñuble en la región del Biobío, la temporada comienza con caudales, en general, inferiores a los del inicio de la temporada pasada.

Precipitaciones:
Las lluvias de esta temporada invernal han tenido como resultado que, hasta el 31 de agosto, parte de la zona que comprende el presente pronóstico se encuentre con valores en torno a los normales o muy superiores, como es el caso de las regiones de Atacama y Coquimbo. Por otra parte se observa una zona deficitaria entre las regiones de Valparaíso y O"Higgins con valores de varían entre 20% a 30%. La distribución temporal de las lluvias en las distintas zonas fue dispar, presentándose en la zona norte los mayores montos en el mes de mayo y junio y en zona centro y centro-sur, las lluvias se concentraron durante los meses de junio y agosto.

La acumulación nival se encuentra bajo sus valores promedios y el mayor déficit se produjo entre las cuencas del Choapa y Maipo (65%). Por otra parte las mayores acumulaciones se observan en las regiones del Maule y Biobío con un déficit del orden del 25%.

Embalses:
Los embalses de riego, de regulación interanual de la zona norte, Santa Juana, sistema Puclaro y sistema Paloma, han continuado con la recuperación de sus almacenamientos iniciado el año pasado, hasta llegar, en algunos casos, a superar sus promedios estadísticos, y en agosto acumulan todos volúmenes muy superiores a los de los últimos 6 años.

A nivel nacional y en términos globales, los embalses mantienen un déficit de un 39% con respecto a sus promedios, debido principalmente a la gran baja que experimentó el Lago Laja en años anteriores. Si no se considera este embalse, el déficit baja a un 18%. Comparados con agosto de 2015, las cifras globales son muy similares, siendo los destinados al riego o al agua potable los que muestran el mayor superávit, alrededor de un 100%.